×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Añadir
Comprar
Añadir al carrito
Comprar ahora
Comprar
Cancelar

APLAUSOS : UNA REBELDÍA, UNA ASONADA ¡POR FAVOR!

UNA REBELDÍA, UNA ASONADA ¡POR FAVOR!


Aplausos
UNA REBELDÍA, UNA ASONADA ¡POR FAVOR!
Arrancó Olivenza y remató Olivenza. Contra viento y marea. Contra viento y temporal. Inoportuna en este caso la bendita y necesaria lluvia. ¡Qué poco taurino anda el tiempo! Qué poca consideración con las taquillas. Y con los aficionados. Una pulmonía por un sueño, ese es el reto de aficionado una tarde intempestiva. En lo artístico, cuestión de la que en demasiadas ocasiones nos olvidamos a la hora de analizar la coyuntura taurina, lees las crónicas de la joven Olivenza y entiendes que no hubo vuelcos en la clasificación, ni rompequinielas, que cada cual defendió su parcela, que no está mal, solo que ya no basta, que a estas alturas necesitamos de sacudidas, de tardes de las que hacen pensar que a partir de ese día ya nada será igual, que hay que contar con este o con aquel, ¡una rebeldía por favor, un golpe de estado, una asonada!... es lo que falta, es lo que hay que implorar. Se sabe que no es fácil, el sistema tiene sus propios resortes de defensa sin reparar que el primer beneficiado sería el propio sistema. Necios. No es fácil que lo entiendan ni que lo propicien y menos aún que aparezca uno que lo haga realidad, pero es necesario, urgente. Hay que remover el avispero a riesgo, en caso contrario, de palmar de atonía y corrección. No suspiro por nada nuevo, se sabe que la mejor receta para la revitalización desde siempre fueron las sacudidas, el tipo que despierta curiosidad y ganas de verle, la aparición de personajes, uno bastaría, de los que invitan a desafiar la pulmonía las tardes en las que la meteorología se encabrita. Si es un clásico mejor, pero esos tipos siempre vinieron de la acera de enfrente, desde donde cabrean a los aficionados puros, siempre dados a cabrearse. Claro que no es fácil, ni frecuente, pero ahí estamos, a la espera. Quizá sea en Castellón, quizás en Valencia, Sevilla… No hay que desesperar. Nada de lo dicho se contradice con los titulares de las crónicas que llegan de Olivenza. Con que Talavante, tal y como coinciden todos los compañeros, bordase el natural; o que Ginés se mostrase más hecho, más evolucionado, más cerca de su meta; o que Padilla siguiese tronando o Perera se manifestase poderoso o Ponce hiciese magia o Ferrera volviese a explicar lo que es la sazón de un torerazo… todo ello era necesario, diría que obligado, pero no suficiente.
1E Ejemplar
2,99€
1M 1 Mes
10,99€
3M 3 Meses
-
6M 6 Meses
49,99€
1A 1 Año
89,99€